Search

La Evolución de la Tecnología del Control (TP016S)

   En la década de los 40, la platea quedaba impresionada como el héroe de la película y otras personas se acercaban a una puerta y con un gesto les hacía abrirse. Milagro de la tecnología que ellos creían que un día sería posible y realmente, en nuestros días, es una cosa tan común que nadie se fija en la tecnología involucrada. Cuando llegas al centro comercial y la puerta se abre cuando te acercas, ni siquiera hacer un gesto es necesario, como en las películas de Flash Gordon.

 

 

La puerta tiene un sensor que "ve usted" a través del calor de su cuerpo y comanda el sistema de apertura. Pero si los sensores infrarrojos piroeléctricos como se les llama, son comunes, también tenemos otras tecnologías de control que evolucionan rápidamente hacia recursos que cada vez más van a integrarse con todo tipo de equipos que podemos imaginar. Una tecnología que hoy está en alta es la de la pantalla táctil o pantalla táctil, usada en celulares, tabletas, terminales de bancos y mucho más.

Nuestros dedos funcionan como las placas de un condensador y cuando tocamos en una pantalla con sensores transparentes esparcidos por su superficie, ellos pueden detectarlos por la alteración eléctrica que provocan. El sensor afectado tiene entonces sus coordenadas en la pantalla leídas y esa información pasa a los circuitos que entonces sabrá donde estamos tocando y con eso lo que deseamos hacer: conectar un icono, arrastrar una figura, ampliar o reducir una imagen. Ya está disponible una evolución de esta tecnología que es el seguimiento de los ojos del usuario del equipo a través de una micro-cámara en el aparato.

En una tableta, por ejemplo, esta cámara monitorea el movimiento de sus ojos cuando usted lee un texto, y cuando usted llega al final de la página automáticamente pasa a la página siguiente. Mirando fijamente para un detalle en la imagen de la pantalla, ella percibe y lo amplía sin la necesidad de hacer cualquier movimiento. ¿Cuál es el próximo paso? El control por la mente, sin duda. Cuando pensamos, nuestro cerebro es recorrido por corrientes eléctricas tenues que, sin embargo, pueden ser detectadas y si sabemos interpretarlas, podremos usarlas para controlar cualquier cosa. Piense en cambiar de canal su TV y ella lo hará, piense en acceder a un determinado sitio por su tablet y él lo hará, piense en marcar un número en su celular y él se encargará de eso. Imposible? También era para nuestros abuelos, abrir una puerta con un simple gesto ...

 

 

Banco de Circuitos

Ofertas de Empleo