Search

Amenazas del cielo (TP002S)

Estamos constantemente preocupados por las catástrofes que ocurren aquí en la tierra, ya sea por accidentes naturales como tsunamis, erupciones volcánicas, deshielo de glaciares, huracanes, inundaciones que nos olvidamos de mirar hacia arriba y analizar la posibilidad de amenazas que vengan del cielo. Y no son pocas y ni raras.

   En Internet vemos constantemente mensajes alarmistas que hablan en meteoritos y cometas acercándose a la tierra, tsunamis, volcanes a punto de explotar y mucho que en la mayoría de los casos no tiene ningún fundamento.

   Muchos de estos mensajes alarmistas provienen de fuentes que no tienen conocimiento científico mínimo para escribir sobre el tema. Un ejemplo que podemos dar es de un "enorme meteoro que amenazaría la tierra" y la alerta de la NASA hablaba de un meteoro de poco más de 5 metros de diámetro que pasaría a 20 000 000 de kilómetros de aquí.

   El hecho es que muchos de estos sitios no son confiables aprovechando también el desconocimiento que la mayoría de la gente tiene sobre el tema, cosas como la astronomía, la tecnología y mucho más.

   Pero, las amenazas que pueden venir del cielo existen y son reales desde que sepamos realmente lo que significan y tenemos algunos ejemplos.

   Una primera amenaza es la de la basura espacial, detritos de cohetes, estaciones espaciales y satélites que quedando en órbita por algún tiempo, llegando a años, cuando caen no avisan dónde y no son pequeños hasta el punto de despreciar una posibilidad de estragos. En las últimas semanas, por ejemplo, restos de una estación espacial entró en la atmósfera dejando un rastro de fuego, y una bola azulada fotografiada en los últimos días en los cielos de Minas Gerais e incluso São Paulo (*), parece indicar que algo no muy pequeño entró en nuestra atmósfera.

(*) La versión original de este artículo es de 2016, habiendo salido en la revista Novitá de Guarulhos, pero el tema sigue siendo actual y fue actualizado en 2018.

   Si bien muchos de estos restos no son muy grandes, pesando como máximo algunas toneladas, no se debe despreciar el estrago que pueden hacer caer en una región poblada. La reentrada de uno de estos objetos se da a una velocidad cercana a 28 000 kilómetros por hora. La NASA está estudiando la posibilidad de destruir estos objetos usando rayos láser. Pero, no son esos pequeños objetos hechos por los hombres que consisten en la amenaza mayor.

   Vagando en el espacio en nuestro sistema solar existen miles de millones de rocas que van desde unos metros hasta más de 300 kilómetros de diámetro y que de vez en cuando se acercan a la tierra e incluso cruzan peligrosamente su órbita pudiendo caer en cualquier lugar. Estos meteoritos están constantemente pasando cerca de nosotros y no se descarta la posibilidad de que uno de ellos caiga aquí con un efecto destructivo mayor que muchas bombas atómicas.

   El 11 de abril último paso a apenas 691 mil kilómetros de la tierra el asteroide 2016 FV12 de 27 metros de largo pesando 31 000 toneladas. A una velocidad de 10 km por segundo, su impacto causaría el mismo efecto destructivo de 19 bombas atómicas semejantes a las que cayó en Hiroshima y hay otros mucho más grandes. En el sitio WWW.apolo11.com (en portugués) el lector puede tener una idea de lo que nos amenaza!

   Este sitio informa sobre los asteroides que se acercan a la tierra, dando información como tamaño y la distancia mínima de su paso cerca de la tierra.

   Afortunadamente, de los miles de millones de asteroides que vagan en nuestro sistema, la mayoría más allá de Neptuno en una región denominada Nube de Oort y en el Cinturón de Kuiper solamente recibimos el impacto de un grandón cada millón de años. Afortunadamente también hoy tenemos como vigilar el cielo e intentar hacer algo si alguno nos amenaza.

   Hay planes, por ejemplo, de que si un gran venido hacia la tierra, se suelta un cohete en su dirección y cerca de él se detona una bomba atómica (a miles de kilómetros de la tierra). El efecto de la bomba puede cambiar su dirección desviándolo de nuestro planeta. Pero si es muy grande, ahí no me pregunte qué hacer ...

 

 

 

Banco de Circuitos

Ofertas de Empleo