Search

El Multímetro y El Automovil (INS040S)

En este artículo abordamos algunas utilidades del multímetro para el descubrimiento de problemas eléctricos en el automóvil. Se trata de un aspecto muy interesante de este instrumento, ya que, incluso antes de lo que muchos técnicos y curiosos imaginan, en un automóvil la parte eléctrica y electrónica tendrá tanta importancia como la propia parte mecánica.

Nota: el artículo es de 1987, tratando básicamente de los vehículos da época.

Un multímetro o VOM (Volt-Ohm-Miliamperímetro) es un instrumento que puede medir tensiones (volts), corrientes (miliampères) o resistencias (ohms) en diversas escalas. En la figura 1 tenemos un típico multímetro de los usados por los técnicos en electrónica y radiotécnicos, y que puede ser de gran utilidad y hasta indispensable en un taller mecánico (Hoy tenemos tipos digitales especialmente indicados para el uso en el auto.).

 


 

 

En los automóviles, a diferencia de muchos aparatos electrónicos, la tensión básica que se encuentra es la de la batería, que aunque es especificada en 12 V, en verdad puede alcanzar valores hasta un poco mayores como 13,6 V.

Por supuesto que en vehículos antiguos la tensión básica puede ser de 6 V en lugar de 12 V.

En el automóvil, la fuente básica de energía es la batería, que proporciona tensiones continuas (CC 0 DC) diferentes de las que se encuentran en las casas, que tienen corriente alterna (AC o CA).

Así, las mediciones de tensiones se hacen principalmente con el multímetro ajustado para la escala de Volts DC, que tiene en su extremo valores como 15 o 30 V, de modo que los 12V proporcionen una lectura cómoda, conforme muestra la figura 2.

 


 

 

Como se trata de tensión continua, en la medición debemos también observar la polaridad de las puntas de prueba. Si invertimos la conexión de las puntas de prueba, la aguja indicadora de! instrumento tiende a moverse al lado incorrecto haciéndose imposible la lectura, como muestra la figura 3.

 


 

 

Los automóviles en su mayoría son del tipo que poseen el negativo a masa, o sea que el polo negativo de la batería es conectado al chasis por medio de un cable conductor grueso, y de este modo el propio chasis del auto se comporta como un cable de retorno, y, para todos los dispositivos alimentados, bastará usar apenas un cable. El otro será sustituido por el propio chasis.

En la figura 4 tenemos un ejemplo de la instalación eléctrica de un auto, donde este uso del chasis como conductor de retorno o masa se hace evidente.

 


 

 

 

Para proteger los diversos dispositivos alimentados por la batería y la propia instalación, existen fusibles de protección intercalados en el circuito.

Para cargar la batería, aprovechando la propia fuerza del motor, existe el dínamo o alternador.

Pues bien, un multímetro puede ser un instrumento eficiente para analizar este circuito eléctrico, si es usado convenientemente por el mecánico o mejor dicho, el técnico electricista del automóvil.

 

La medición de tensiones

Un dispositivo eléctrico o electrónico de un automóvil sólo puede funcionar si en él está presente una tensión de 12 V (0 un poco más) de la batería.

Si hubiera una interrupción en el circuito, como un fusible quemado 0 un cable cortado, la tensión no podrá llegar al dispositivo alimentado, y éste no funciona. Podemos usar un multímetro para el análisis de un circuito, justamente por la medición de la tensión en sus diversos puntos.

En la figura 5 se muestra un procedimiento para medir la tensión en diversos puntos de un circuito.

 


 

 

Comenzamos por la batería y después vamos siguiendo el circuito hasta el dispositivo que debe ser alimentado.

Verificamos que en cada punto del circuito haya tensión, o sea, si el multímetro indica 12 V (o un poco más) de batería.

Podemos dar como ejemplo el análisis de un circuito de lámpara trasera que no funciona:

 

Lámpara trasera con problemas

Comprobando que la tensión de la batería está normal, pasamos al fusible correspondiente, en la caja de fusibles bajo el panel de instrumentos (o en otro punto según el modelo del auto).

Medimos la tensión de un lado y del otro del fusible. Si hubiera tensión de un lado pero no del otro, entonces el fusible está quemado. Procedemos a cambiarlo y verificamos nuevamente. Si el fusible volviera a quemarse, la causa puede ser un cortocircuito en el cable que va hasta el interruptor en el panel o de éste hasta la lámpara.

Un cortocircuito ocurre, por ejemplo, cuando el cable está cortado, de modo que su aislamiento queda afectado y la parte metálica toca cualquier punto del chasis.

Si tenemos tensión después del fusible, pero aún así la lámpara no enciende, entonces debemos verificar el interruptor (botón en el panel) que la hace encender.

Verificamos, al accionar el botón, si aparece tensión después de él. Si no aparece tensión, entonces el problema es del botón y hay que cambiarlo.

Si la tensión no aparece antes del interruptor, entonces el problema puede ser del cable que va del portafusibles al interruptor que se encuentra interrumpido.

Finalmente, vamos al porta lámpara de la lámpara, que tiene que tener tensión en uno de los terminales cuando accionamos el botón. Si no se comprueba la presencia de tensión, entonces el problema puede estar en la interrupción del cable que va hasta el interruptor. Si hubiera tensión, pero la lámpara no enciende, aunque esté sana, verifique Ia conexión al chasis, o bien el propio porta lámpara puede tener un defecto (figura 6).

 


 

 

El mismo procedimiento se puede adoptar para todos los dispositivos eléctricos del auto, como el guiño, faros, lámparas internas, radios, etc.

La ausencia de tensión es indicación que algo anda mal y debe ser verificado.

 

Conexiones al chasis

Vimos que todo dispositivo alimentado por la batería del auto tiene en el chasis el retorno de la corriente. Si ese retorno fuera malo, el problema se manifestará con un funcionamiento deficiente.

Para verificar si existe problema de conexión al chasis, podemos usar el multímetro conforme muestra la figura 7.

 


 

 

Colocamos el dispositivo en funcionamiento y lo unimos al cable de conexión al chasis. No debe haber ningún movimiento de la aguja cuando se hace esto. Un movimiento indica conexión deficiente, que debe ser rehecha.

Para esto, deshaga la conexión, retirando el tornillo de conexión, limpiándolo, arreglando el cable de conexión o soldando un terminal adecuado, conforme muestra la figura 8, y apretando todo muy bien.

 


 

 

Observación: para facilitar la conexión de la punta negra del multímetro al chasis, es conveniente dotarla de una pinza cocodrilo que podrá ser fijado en cualquier punto que permita un buen contacto.

 

 

Banco de Circuitos

Circuitos Simulados

Ofertas de Empleo